Facultad Ciencias Sociales

Responsabilidad es el ítem más bajo en “Estudio de Resiliencia en Jóvenes Vulnerables”

Falta de compromiso, carencia de proyectos de futuro y desafío hacia la autoridad como recurso para validarse frente a sus pares, fueron algunos de los resultados detectados. La salida: realizar un nuevo enfoque educativo que potencie también las habilidades no cognitivas en los estudiantes.

Durante un año se llevó a cabo un estudio en jóvenes estudiantes vulnerables de las regiones Metropolitana y Los Vilos sobre resiliencia, ante los cuales se les realizó una serie de trabajos de intervención para detectar distintas variables de su postura frente a la realidad.

Los resultados fueron presentados en el seminario “Proceso enseñanza aprendizaje: resiliencia en jóvenes estudiantes de sectores vulnerables”, organizado por la Dirección General de Vinculación con el Medio y la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Andrés Bello, en conjunto con la Fundación Albergue.

En la oportunidad se señaló que los ítems de Responsabilidad, Autonomía y Esperanza, fueron los recursos con menos aprobación dentro del grupo estudiado, lo que responde, según la psicóloga de la Universidad de Chile Paula Serrano, a que “a pesar de que hay una sensación de malestar, no sienten que sus problemas sean producto de sus acciones, por lo que no ven la necesidad de hacerse responsables de buscar una alternativa de salida”.

Serrano agregó que “no tienen esperanza porque no hay proyecto a futuro y como no lo hay, no tienen la motivación de buscar recursos internos personales para trabajar en la solución”.

Adicionalmente, los atributos que tuvieron más alto nivel de aprobación fueron la Confrontación y Desconfianza. “Hay una carencia del vínculo, un desafío a la autoridad demostrado en verse fuerte frente a sus pares”, explicó la psicóloga. “Más que resilientes son indignados y mas que ciudadanos se sienten como consumidores”, añadió.

El Decano de la Facultad de Gobierno y Director Ejecutivo del Centro de Políticas Públicas de la Universidad del Desarrollo, Eugenio Guzmán, hizo una análisis de la forma en cómo se está midiendo la resiliencia y de la metodología del estudio.

Al respecto señaló que una de las conclusiones es que “en Chile el ambiente escolar no propicia la formación de jóvenes resilientes que desarrollen sus habilidades no cognitivas”, por lo que , agregó “habría que hacer una trabajo profundo con los profesores para potenciar en ellos y en los alumnos esta área de aprendizaje”.

Esta actividad responde a los esfuerzos realizados por la Universidad Andrés Bello para fortalecer las relaciones con su entorno. En este caso, fue una enriquecedora oportunidad para los alumnos de Trabajo Social, como complemento de su formación profesional.

El Estudio

El proyecto tiene como objetivo incorporar y promover la resiliencia como una variable fundamental en el proceso enseñanza aprendizaje. “Específicamente se pretende entregar estos resultados al Centro de Perfeccionamiento del Magisterio, dependiente del Ministerio de Educación, con el fin de optimizar los objetivos planteados en el Marco para la Buena Enseñanza referidos a los dominios de la creación de un ambiente propicio para el aprendizaje y la enseñanza para el aprendizaje de todos los estudiantes”, explicó la Directora de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Andrés Bello, Cecilia Aguayo.

Eugenio Guzmán, Margarita María Errázuriz, Paula Serrano, Cecilia Aguayo y Margarita Ducci.