Destacados

Chile posee la plataforma tecnológica, infraestructura y desarrollo suficientes para poder enfrentar la implementación de servicios financieros móviles de última generación

Avanzar en la implementación integrada de los sistemas de seguridad de las transacciones y datos, más una adecuada regulación del mercado, fueron unas de las conclusiones del Seminario organizado por la Universidad Andrés Bello.


Los principales actores del mercado de las telecomunicaciones, la banca y los organismos regulatorios chilenos, llegaron a la conclusión que el país presenta las condiciones suficientes de partida para avanzar en la forma de pago a través de los servicios móviles, en el Seminario “La Modernización de los Medios de Pago en Chile”, organizado por la Universidad Andrés Bello.

Durante la actividad se expusieron diferentes puntos de vista respecto a la estrategia presentada por investigadores de la Universidad -quienes están trabajando sobre el tema desde hace más de un año- basada en un enfoque sistémico de implementación de estas nuevas modalidades de pago, que privilegia la interoperabilidad, el acceso general a los medios de pago, garantizando la seguridad y la confidencialidad de información para los usuarios.

Dado que esta propuesta requiere de coordinación entre los diversos actores involucrados, se reunieron en Casa Piedra el Banco Central, las empresas Transbank, Mastercard, Kuapay, la Subsecretaría de Telecomunicaciones, la Superintendencia de Bancos, la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras, la academia y un representante del Banco Central de Australia y del Banco Internacional de Pagos (BIS)

Jorge Marshall, Decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Andrés Bello, explicó que la propuesta realizada es trabajar en conjunto, para lo que se requiere establecer una secuencia gradual de implementación de este sistema en Chile -que ya se ha realizado en países de Europa y en Estados Unidos- partiendo por las transferencias entre dispositivos tecnológicamente habilitados, de cualquier compañía telefónica y debidamente registrados, con cuentas en cualquier banco, para ir avanzando hacia mayor extensión y profundización

“Posteriormente avanzar en un registro único e integrado que asocie número de teléfono, número de RUT y cuenta bancaria, el cual debe ser realizado con las garantías de seguridad necesarias por un operador autorizado bajo la supervisión de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras”, agregó.

Asimismo, continuó Marshall, “sugerimos que el Estado incorpore los pagos y transferencias que realiza en la estrategia de desarrollo de los servicios financieros móviles, a través de incentivos para el desarrollo de una infraestructura integrada que facilite la bancarización y el acceso a los servicios financieros por parte de los grupos más vulnerables, armonizando la regulación del ámbito de las telecomunicaciones con la regulación financiera, de modo de generar estándares de seguridad que aporten confianza a los usuarios”.

Por último, “que se revisen las normas sobre emisores de instrumentos de pre-pago que actualmente establecen una exclusividad de la banca en la emisión de estos instrumentos, dificultando la innovación en este ámbito”, enfatizó.

Respecto a estas propuestas, el presidente del Banco Central, Rodrigo Vergara, explicó que la última Encuesta Financiera de Hogares muestra que el uso de medios de pago distintos del efectivo se ha hecho más generalizado y que uno de los objetivos de política pública que en materia de pagos minoristas recomienda el Bank of International Settlements a los bancos centrales, es superar los obstáculos de orden jurídico y regulador que impidan el desarrollo y la innovación en el mercado.

Al respecto, Kevin Cowan, Gerente de División Política Financiera del Banco Central, agregó que siguiendo esta lógica, el Banco a través de su Informe de Estabilidad Financiera, da su apoyo a iniciativas legales que permitan a entidades no bancarias el desarrollo de sistemas de prepago (o de pago con provisión de fondos), siempre que dichas entidades queden sujetas a un esquema de supervisión apropiado.

La visión de la banca, expresada a través del Gerente General de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras, Jorge Matte, apunta a que los pagos móviles son una oportunidad para diversificar la matriz de medios de pago en el país y tienen el potencial de acelerar el proceso de bancarización, “pero ello dependerá críticamente del contexto donde se apliquen”, aseguró, agregando que “la alta dispersión geográfica y socioeconómica de Chile crea espacios para que nuevas alternativas, como esta, permitan cerrar brechas remanentes”. También enfatizó la necesidad de garantizar la seguridad de los fondos y las operaciones, sea cual sea el medio de pago.

Por su parte, el Subsecretario de Telecomunicaciones de Chile, Jorge Atton, expresó que Chile posee la plataforma tecnológica, la infraestructura de redes y el desarrollo de soportes como para avanzar en los sistemas de pago de última generación. “Tenemos en el país una penetración extraordinaria de la telefonía móvil en la población y hay que destacar que uno de cada cuatro aparatos son smatphones, los que distribuidos de manera transversal en la ciudadanía, abren un gran potencial para usar estos dispositivos como plataformas de pago”, aseguró  Atton. También expresó la voluntad de apoyo por parte de la institución que dirige.

José Miguel Zavala, Director de Estudios y Análisis Financiero de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, concordó con la necesidad de avanzar en esta materia, para fomentar la inclusión financiera, contribuir al desarrollo estable y sustentable del mercado, trabajando en un marco legal acorde a un proceso de apertura. “Eso sí se debe tener un esquema de fiscalización acompañado de adecuada educación y protección de los usuarios” recalcó Zavala.

Cabe destacar que tanto Mastercard como la empresa Kuapay compartieron sus experiencias previas en Estados Unidos y contaron los pasos que fueron desarrollando para la implementación de este tipo de medios de pago. De la misma manera, Darren Flood, Deputy Head Payments Policy Department Reserve of Australia, expuso los procesos que fue siguiendo el Banco Central de ese país para una experiencia similar.

La empresa Transbak en tanto, aportó con su visión del mercado nacional, las barreras y desafíos que Chile enfrentaría con este eventual sistema de servicios financieros móviles.