Noticias

Decanos de Economía de las principales universidades del país se reúnen con Ministro de Hacienda

A la cita asistieron los representantes de las Facultades de Economía y Negocios de la U. de Chile, U. Católica, Usach, la Universidad Andrés Bello, entre otras. Debatieron sobre la coyuntura económica y una futura reforma tributaria para el país.

"Foto: Ministerio de Hacienda"

Para analizar y discutir los alcances de una futura reforma tributaria, el Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, se reunió con los decanos de Economía y Negocios de las principales universidades del país, entre ellas la Universidad Andrés Bello, que estuvo representada por Jorge Marshall, decano de FEN.

El ministro Larraín desde hace unas semanas viene sosteniendo encuentros con diversos actores por el proyecto de futura modificación tributaria que presentará el Gobierno, ocasión en la cual algunas de las autoridades académicas mostraron posturas divergentes frente al tema.

En la oportunidad también estuvieron presentes los decanos de la Universidad Católica, Francisco Rosende; de la Universidad de Chile, Manuel Agosin y Silvia Ferrada, decana de la Facultad de Administración y Economía de la Usach, además del subsecretario Julio Dittborn y el coordinador macroeconómico de la cartera, Rodrigo Cerda.

Las autoridades de Gobierno discutieron con los representantes de las casas de estudio sobre la coyuntura económica nacional e internacional y las condiciones que se avecinan para nuestro país. Los decanos mantuvieron posturas divergentes, pues mientras algunos sostienen que no es el momento para hacer variaciones al sistema tributario, sino mejorar la eficiencia del gasto fiscal. Otros, en cambio, comparten la necesidad de avanzar en una reforma tributaria, dada la alta demanda por bienes públicos, como educación y salud que se vislumbra a largo plazo.

En tanto, ayer también la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) entregó su propuesta a Hacienda, la cual consiste en elevar los impuestos de las empresas al promedio de los países de la Ocde. Dentro del planteamiento está una carga tributaria diferenciada para las grandes empresas (26%) y las pymes (17%). Además, recomendó establecer un royalty especial para las empresas que explotan los recursos esenciales, como el agua y la energía.