Noticias

Experiencia Internacional UNAB: La vuelta al mundo de Jorge Kauffmann

Es egresado de Ingeniería Comercial , vivió un año fuera del país y estudió en Kedge Business School, la sexta mejor escuela de negocios del mundo. Durante su viaje conoció Australia, España, Marruecos, India, entre otros.

¿Cómo fue tu experiencia fuera de Chile?

- Cuando tomé la decisión de postular al master que ofrecía la UNAB en Francia, nunca dimensioné la cantidad de puertas que se me abrirían por el sólo hecho de estudiar en una universidad internacional como KEDGE. Los profesores son extraordinarios, no sólo por su currículum o porque muchos tienen doctorados, sino que son gente con experiencia en el ámbito de los negocios, hacen clases dinámicas y te incentivan a aprender. Las clases son sumamente entretenidas y altamente competitivas.  Un ejemplo de esto es que en septiembre del 2013, Kedge contaba con la presencia de más de 600 estudiantes internacionales de 37 países diferentes y, otra cifra no menor, es que para los alumnos franceses es sumamente difícil entrar a estudiar en esta prestigiosa escuela de negocios, tanto así que el 2013 entró sólo el 2% superior de los estudiantes universitarios de Francia. Kedge es la sexta mejor escuela de negocios de Francia y está dentro de las 30 mejores de toda Europa y tienen la visión de estar dentro de las 15 mejores de aquí a cinco años más. Estar en clases con esta cantidad de gente nueva, con profesores extraordinarios y en un idioma que no es el nativo, puede sonar fuerte, pero es espectacular. Es por eso que invito a los alumnos de la UNAB a que se atrevan a más, a que postulen a la doble titulación, pues es una experiencia única en un sinnúmero de sentidos, eso se los garantizo.

¿Dónde vivías en Francia?

- Decidí vivir en la residencia de estudiantes Alotra, donde llegan más de 100 estudiantes a vivir, más del 90% son extranjeros y todos estudian en Kedge, esto me permitió conocer a muchísima gente, mejorar al mismo tiempo mi nivel de inglés. En la misma residencial hacemos fiestas para divertirnos e incluso invitamos a nuestros amigos que viven en otros lugares de Marsella, es realmente fantástica la experiencia, la gente es muy abierta, todos con la mentalidad de conocer más gente, de compartir e intercambiar experiencias, de viajar, de estudiar, de hacer proyectos de negocios, todos quieren pasarlo bien y generar redes.

¿Cómo eran las metolodías educativas de Kedge?

- Si bien la mayoría de los cursos tienen un gran contenido teórico con diferentes lecturas, la forma de asimilar estos contenidos es netamente práctica. La mayoría de los cursos tienen un trabajo en grupo que te mantiene ocupado la mayor parte del tiempo y para el cual muchas veces hay una semana entera en la que no tenemos clases con el objetivo de investigar y perfeccionar dichos trabajos, metodología muy similar a la que tenemos en la UNAB con los TIG.  Paralelo a esto, hay muchos análisis de caso para los cuales se arman grupos provisorios clase a clase con gente desconocida y para lo cual se debe entregar un resultado o conclusión a los pocos minutos de haber formado el grupo, esto te ayuda a tomar decisiones bajo presión y al mismo tiempo ganar soltura a la hora de presentar y lo más importante, la capacidad de liderazgo a la hora de orquestar el trabajo en el equipo que te ha tocado, pues muchas veces la gente se pone nerviosa y no sabe cómo resolver lo solicitado en tan poco tiempo y menos aún tienen la confianza como para organizar el trabajo y plantearse objetivos para llegar a una visión compartida, creo que esta metodología es muy eficiente para las carreras de tipo gerenciales

¿Cuál es la importancia de estudiar un doble título en una universidad tan prestigiosa para quienes desean tener carreras gerenciales?

- La importancia para aquellos de carreras de tipo gerencial es evidente, KEDGE es una extraordinaria escuela de negocios. Como ya he mencionado, cada semestre asisten alrededor de 600 estudiantes internacionales de diferentes partes del mundo. Este semestre contamos con gente de 37 países diferentes, todos muy diferentes, pero con la misma base, todos estudian carreras de negocios, ya sea administración de empresas, marketing, contabilidad, economía, etc. Por otro lado, los contactos para el futuro y la destreza que genera trabajar y relacionarse con gente que en un tiempo más ocupará cargos gerenciales, es esencial para la formación como ingeniero comercial. Cada uno aporta una visión diferente y tienen a su vez un sello distinto, pues vienen de prestigiosas escuelas de negocio a nivel mundial y esto genera sinergia a la hora de trabajar en equipo, lo cual es parte del día a día, pues se trabaja mucho en base a análisis de caso.

¿Qué te pareció la educación europea y su cosmovisión?

- Europa es reconocida por su educación de excelencia y es sabido que está muchos pasos delante en la calidad y cobertura que se ofrece en Latinoamérica. Es en este contexto que estudiar acá me genera diferentes sensaciones, la primera es acerca de la oportunidad que tuve de poder estudiar en Kedge, universidad internacional y de prestigio. La segunda, es el desafío que esto implica, pues no es fácil estudiar un Master en una lengua que no es la nativa, ni mucho menos relacionarse y aprender a hablar francés para algunas labores cotidianas. La tercera sensación va de la mano con la primera y es la recompensa, pues tras diez meses fuera de Chile, puedo decir con total certeza que ha cambiado mi manera de pensar y que ahora cargo una mochila llena de conocimientos y experiencias que nunca antes pensé tener, y todo esto gracias al hecho de estudiar en Europa, puesto se me abrieron muchas puertas y nuevas visiones.

 

¿Te abrió los ojos al mundo esta experiencia?

- La experiencia vivida en el primer semestre del viaje, me replanteó nuevos desafíos, por lo que durante las vacaciones de verano partí rumbo a Australia, con el fin de realizar mi práctica profesional en dicho país y abordar nuevas experiencias. Esta fue otra extraordinaria experiencia. Estuve viviendo en Sídney durante 3 meses, me enamoré del país, de la cuidad, de la forma en que la gente vive y disfruta la vida, es por una lado la segunda ciudad más cara del mundo, pero ocupando al mismo tiempo el puesto en cuanto a la con mejor calidad de vida y ahora sé exactamente por qué. La verdad es que Australia nunca estuvo en mis planes, pero si no fuera por la experiencia vivida durante mi primer semestre del master en Francia, no me hubiese atrevido a ir al otro lado del mundo sin nada seguro de por medio, solamente a ver si era capaz de conseguir algo y ciertamente lo logré, volví literalmente alucinando por todo lo ahí vivido.

¿Luego de esta vivencia, te sientes un ciudadano global que puede trabajar en cualquier parte del mundo?

- Realmente así lo siento, llegue con una buena base y acá perfeccioné habilidades que siempre he tenido y desarrollé otras. La experiencia de estudiar en un ambiente tan multicultural, sumado a mi práctica en Australia, han puesto en evidencia que tengo las aptitudes básicas para poder adaptarme a diferentes entornos y desenvolverme de manera profesional en cualquier parte. Trabajar permanente en un país que no sea de habla hispana es para mí un gran desafío y una experiencia que sin duda me gustaría poder experimentar. Esto es algo que he conversado con otros chilenos y veo que no soy el único que comparte esa visión. Motivados por esta experiencia internacional y por querer siempre aspirar a más, hemos postulado a trabajar en grandes empresas como P y G en países como Canadá, Estados Unidos y Australia.

¿Por qué crees que es recomendable e importante para los ingenieros comerciales UNAB vivir una experiencia como esta?

- La importancia recae por sobre todo en la diferenciación, este factor será decisivo para muchos a la hora de postular a un trabajo y es que el sinfín de oportunidades que genera una experiencia internacional son muchas, no es solo estudiar un post grado en otro país, es una experiencia de vida que condicionara tu forma de actuar y tomar decisiones en el futuro, una experiencia que te genera contactos y amistades para toda la vida y a lo largo de todo el mundo.

¿Qué países recorriste?

- La verdad no me había dado cuenta hasta ahora que había recorrido tantos países y no solo dentro de Europa, sino que además tuve la oportunidad de viajar a todos los continentes durante mi estadía.

1) Europa: Francia, España, Italia, Alemania, Holanda, Austria, Noruega, Bélgica, Inglaterra y Grecia.
2) Asia: India y Dubái.
3) Oceanía: Australia.
4) África: Marruecos y Argelia.

Por: Javiera Gajardo
javiera.gajardo@unab.cl