Destacados Home

Kinesiología de la U. Andrés Bello es la única carrera en pregrado que imparte especialidad que contribuye a prevenir y mejorar celulitis y estrías

Cada vez son más las mujeres que buscan una solución a problemas de la piel como celulitis, estrías o flacidez. Actualmente una de las especialidades que cobra importancia en esta materia para transformarse en un aliado para quienes buscan una solución es la Kinesiología Dermato Funcional, una especialidad que estudia las alteraciones superficiales de la piel y tegumentos, cualquier lesión directa o indirecta que afecte los tejidos y con esto altere su “funcionalidad”.

“Esta especialidad busca tratar las alteraciones causadas por agentes externos (quemaduras, traumas, etc.) o bien como disfunciones en la piel y tejido subcutáneo que puede generar disconforte estético con reflejo orgánico y psíquico (la percepción corporal y el autoestima)”, explica Jessica Negrete, académica de la Escuela de Kinesiología de la Universidad Andrés Bello, sede Viña del Mar, actualmente la única entidad donde se imparte esta especialidad en pregrado, como un curso teórico práctico con pacientes con diversas alteraciones, y con cátedras magistrales dictadas por docentes invitados especialistas en el área.

Según detalla la también presidenta de la Sociedad Chilena de Kinesiología Dermato Funcional, las áreas de intervención son la celulitis (PEFE), cicatriz, arrugas, flacidez cutánea y muscular, cirugía plástica (pre- trans- post operatoria), patologías de la piel (psoriasis, vitiligo) y quemaduras (ulceras).

Beneficios

“Uno de los primeros beneficios que entrega a los pacientes esta especialidad es abordar aquellas disfunciones que se piensan que son superficiales o de capricho de cada paciente, como son la flacidez cutánea, celulitis y estrías, con un aspecto profesional y enfocado a la salud”, subraya.

“Como kinesiólogos en esta área, evaluamos y  realizamos un tratamiento más preciso, con el objetivo de entregar salud y prevenir progresiones o complicaciones de dichas disfunciones. Por ejemplo, a los pacientes con celulitis (PEFE) se les evalúan considerando su actividad diaria, alimentación, actividad física, para prevenir a corto plazo las alteraciones veno linfáticas profundas e irreversibles”, explica y agrega: “También tenemos la oportunidad de trabajar con médicos, los cuales nos derivan para obtener un mejor tratamiento o complementarlos con los medicamentos que prescribe”.

Esta nueva área tiene proyecciones importantes a nivel nacional e internacional, destaca la experta. “La Sociedad de Kinesiología Dermato Funcional (SOCHIKIDEF) lleva aproximadamente dos años y es increíble como día a día hay más kinesiólogos interesados, que ven la necesidad de capacitarse y compartir sus experiencias e investigaciones”, asegura la académica de la U. Andrés Bello.

“En Latinoamérica, uno de los países con más experiencia en esta área es Brasil, quienes nos visitan de manera constante para capacitar a los kinesiólogos que se han especializado en el área. El interés por descubrir una nueva área de especialidad, que trabaja con muchos de los elementos básicos de la kinesiología como la aplicación de agentes físicos (ultrasonidos, radiofrecuencia, laser, etc.) y técnicas manuales con un enfoque terapéutico y de salud, hace que los alumnos de pregrado, egresados e internos se interesen cada vez más”, concluye la experta.