Noticias

Home > Home > Noticias > UNAB entrena a urólogos en el Centro de Cirugía Experimental de Colina
Home > Home > Noticias > UNAB entrena a urólogos en el Centro de Cirugía Experimental de Colina

UNAB entrena a urólogos en el Centro de Cirugía Experimental de Colina

Los médicos especialistas tienen la oportunidad de aprender y practicar el uso de laparoscopía para el abordaje de patologías urológicas.

Una reducción del dolor post operatorio, una estadía más breve en el hospital y una recuperación más rápida son algunos de los beneficios que otorga la cirugía laparoscópica frente a la cirugía abierta “Pese a estas ventajas, este tipo de intervenciones quirúrgicas han penetrado con menor velocidad en la urología, debido a las mayores exigencias técnicas que presenta y a la escasez de centros de formación en este ámbito”, explica el Dr. Eduardo Landerer, académico de la Facultad de Medicina de la U. Andrés Bello.

Para suplir en parte esa deficiencia, la Unidad de Cirugía Experimental y Ciencias Básicas Aplicadas, Facultad de Medicina UNAB, ubicada en el Centro de Investigaciones de Medicina Veterinaria de Colina como parte del proyecto interfacultades de nuestra Universidad, abrió las puertas de sus instalaciones para entregar formación a médicos especialistas en medicina urológica. Con este fin, el Dr. Octavio Castillo Cádiz, Director del Centro de Cirugía Robótica de Clínica Indisa y el Dr. Eduardo Landerer, Jefe de la Unidad de Urología de la UNAB, con el apoyo de REICH S.A. y Karl Storz, se creó el Curso de Entrenamiento Básico de Cirugía Urológica Mínimamente Invasiva, organizado por la Dirección de Postgrado de la Facultad de Medicina de U. Andrés Bello.

El propósito de este curso es ofrecer a los médicos especialistas, tanto nacionales como extranjeros, la oportunidad de adquirir las competencias básicas en los métodos de laparoscopía urológica quirúrgica de alta complejidad y otras técnicas de mínima invasión para el tratamiento quirúrgico de las patologías urológicas más frecuentes.

El programa de estudios tiene una duración de cuatro semanas (160 horas) y se imparte en dos modalidades: continua para médicos extranjeros o nacionales en los meses de diciembre y julio, y discontinua solo para médicos nacionales, con una semana por mes en marzo, julio, septiembre y diciembre.

Académicos de la Unidad de Cirugía Experimental y Ciencias Biológicas Aplicadas encabezan el curso, quienes usan modelos animales para entrenar a sus alumnos en la realización y perfeccionamiento de los procedimientos quirúrgicos, todo supervisado por un comité de ética que vela por el buen trato de los animales.

El curso está orientado a médicos urólogos tanto chilenos como extranjeros, teniendo una muy buena recepción en otros países de Latinoamérica. “Santiago ha crecido muchísimo y eso se admira y uno trata de venir acá para también crecer, esto me sirve para ayudar al progreso de mi localidad”, dice Gabriel Aranguren, médico urólogo proveniente de la Provincia de Santa Fe, en Argentina y asistente a curso.

Lo que más destaca Aranguren de este curso es que permite practicar en distintos tipos de modelos, desde ejercicios en caja, pasando por modelos ex vivo e in vivo: “Eso ayuda a desarrollar la destreza de la laparascopía y manejar los movimientos más bruscos o torpes hasta movimientos más finos”, explica.

Otro de los asistentes es el nicaragüense Yader Rodríguez, quien asistió al primer curso que se realizó en marzo, actualmente se encuentra haciendo ayudantía y en octubre pretende regresar a su país. “Este curso está dirigido para personas que nunca han tocado una pinza de laparacópica, entonces nos ofrece los principios básicos en el manejo de los pacientes y en las técnicas de la cirugía laparascópica mínimamente invasiva” destaca.